Ante cualquier duda comunicarse vía correo electrónico a cgt.chile@gmail.com y/o comunicarse vía whatsApp al +569 84495318.

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 10 FEBRERO 2022


*****
"..Hagan la comunicación popular parte de ustedes y que sea realmente la expresión de los más pobres de este país.." 
                Luis "Polo" Lillo
*****
1.- Entonces el compañero dice, "pero eso de que somos una clase es solo un discurso de los comunistas para mantener dividida a la sociedad, po'.

Todos aguardan expectantes la respuesta, esperando que destruyamos a como dé lugar esa afirmación tan incrustada entre los trabajadores. Y nuestra tarea comienza con la educación, pues en la medida en que seamos capaces de  explicar con la mayor claridad y simpleza que es la clase trabajadora, de seguro tendremos a muchos pasándose para nuestro lado. 

Primero les vamos a leer lo que se publica en internet y no precisamente por los comunistas: "el concepto clase obrera, clase trabajadora o proletariado designa al conjunto de trabajadores que, desde la revolución industrial, aportan básicamente el factor trabajo en la producción y a cambio reciben un salario o contraprestación económica, sin ser propietarios individuales de los medios de producción. Se contrapone así a la clase capitalista o aquel sector social que acapara el capital"  https://es.wikipedia.org/wiki/Clase_obrera

Como verán, no son los izquierdistas quienes dividieron al mundo en clases. Producto de la voracidad del capital hay unos pocos que tienen mucho y siguen acumulando y muchos, muchos que se desloman día tras día sobreviviendo apenas, generando riquezas para otros. 
Esas son las 2 clases que hay en la sociedad. Todo lo demás es cuento.   

2.- Podemos decir entonces que la clase trabajadora es aquella que, sin ser propietaria de las empresas y de los que estas tienen, trabaja para el dueño de  las mismas y recibe una compensación económica que, regularmente, no guarda relación con todo el esfuerzo que hace. 

No se trata de personas peligrosas que quieran destruir países, ni que sus aspiraciones estén fuera de lugar, ni son alborotadores, como se suele calificar  a quienes exponen sin ambigüedad  el sentir de los abusados en sus derechos. 

Se trata simplemente de la verdad, una  verdad incómoda para muchos, pero absolutamente vigente.

Ser clasista entonces, es entender que tenemos en nuestra manos la noble tarea de construir una nueva sociedad, en la que los trabajadores/as, nuestras familias, nuestro pueblo, puedan vivir dignamente.       

*****

Nuestra fuerza la Unidad
Nuestra meta la Victoria 


MANUEL AHUMADA LILLO 
Departamento de Comunicaciones y Difusión C.G.T. CHILE