Ante cualquier duda comunicarse vía correo electrónico a cgt.chile@gmail.com y/o comunicarse vía whatsApp al +569 84495318.

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 4 MARZO DE 2022


*****
"..Hermanos trabajadores nos llama ya la nación, a defender nuestra patria, cortar las cadenas, fusil en la mano, la sublevación.."  
  canta Sigfredo Zambrano 
*****
1.- Todas las guerras son malas y  siempre los grandes perjudicados son los pueblos, que o sirven de carne de cañón a las respectivas fuerzas armadas que se confrontan, o son víctimas de bombas y otro tipo de acciones que terminan significando cientos, miles, millones de vidas, la mayoría ciudadanos que no tenían idea de que cresta es lo que provocó la guerra en cuestión. 

Las guerras generalmente son producto de intentos de expansión territorial o control de riquezas minerales o de otro tipo que el país agredido tiene en abundancia. En la solución de las guerras participan siempre los más ricos y pudientes, construyendo acuerdos  que benefician al capital, por más que pongan para el discurso las preocupaciones sobre el bienestar de los pueblos. En algunos casos se ha declarado la guerra a Estados que resolvieron cambiar drásticamente de sistema social y en esas guerras también estuvo la mano del capital. 

Después de la guerra el poder permanecerá o cambiará de manos según el resultado de la misma, pero los pueblos sufrirán las consecuencias de las sanciones o los ajustes económicos, deberán seguir vendiendo su fuerza de trabajo a precio vil y verán desaparecer muchos de sus derechos.

Los trabajadores debemos bregar siempre por la paz y rechazar la guerra como instrumento de solución de las diferencias entre Estados. No hay guerras buenas y malas, las guerras siempre generan muerte y privaciones, por lo tanto lo mejor es luchar por la paz y el cambio de la sociedad y eso siempre lo logra un pueblo bien organizado en todos los niveles. 

2.- Producto de los hechos de la última semana, tenemos la obligación de preguntarnos qué pasa cuando el tratamiento de las guerras es distinto según los actores involucrados. 

Estados Unidos ha invadido países, apoyado fuerzas beligerantes, entregado armas y pertrechos y sin embargo muy pocas veces ha recibido siquiera amonestaciones de la comunidad de Estados, permaneciendo impune. Francia, Inglaterra y otros países de Europa  sometieron por siglos a distintas colonias y declararon la guerra a quienes levantaron las banderas de la liberación. 

Israel robó descaradamente las tierras a Palestina y hoy mantiene una guerra contra los que reclaman restitución de lo robado. 

Ninguno de estos países, y otros que les siguen la huella, han recibido sanciones por su accionar y todos se permiten hoy promover sanciones contra los rusos e incluso han logrado que se omita todo lo que ha sucedido en Ucrania con antelación a la disputa bélica. 

Claramente los medios silencian o tergiversan, ocultan las verdades y solo denostan a aquellos a quienes el poder del capital internacional se los permite.

Por eso los trabajadores estamos contra la guerra, pero contra todas las guerras. Demandamos respeto para los pueblos, pero para todos los pueblos. Exigimos el termino de la discriminación por raza o lengua y la instalación de un nuevo orden, donde el capital deje de determinar quien vive o quien muere.

*****

Nuestra fuerza la Unidad Nuestra meta la Victoria



MANUEL AHUMADA LILLO 
Departamento de Comunicaciones y Difusion CGT CHILE