Ante cualquier duda comunicarse vía correo electrónico a cgt.chile@gmail.com y/o comunicarse vía whatsApp al +569 84495318.

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 22 DICIEMBRE DE 2021


*****
".. Que, que, que, como, como, de que chucha me están hablando y en qué país están viviendo .." 
    canta La Floripondio.
*****
1.- 
Parece algo tan obvio, que se hace difícil comprender que un trabajador no tenga clara la importancia del contrato de trabajo e insista en decir que se le obliga a firmar algo, cuando le ponen ante sus ojos un documento que solo será válido si él lo aprueba, previa lectura. Contratos y anexos de contrato, son documentos que solo pueden ser validados con la firma de ambas partes, esto es trabajador y empleador y como debe estar claro - y viene al caso reiterar - nadie está obligado a suscribir algo que no haya leído previamente o cuyo contenido no comparte. Todo lo demás son justificaciones que buscan aminorar la culpa.

Si se trabaja sin contrato se corren muchos riesgos, desde un accidente de trabajo que nadie cubrirá - por que para todos los efectos será un trabajador inexistente - hasta la pérdida de derechos y beneficios que, aunque menguados y deficientes, entrega el Estado. No vamos a dejar fuera de las pérdidas que afectan al asalariado, algunas como son el pago de previsión social y salud, dineros que aunque insuficientes aún para permitir una vejez digna, no deben ser abandonados bajo la absurda afirmación que lo que importa es el sueldo líquido que se cobra a fin de mes.

Las leyes son como la mona - que duda cabe - y la ayuda que reciben los trabajadores en la defensa de sus derechos es ciertamente insuficiente. 

Sin embargo, no podemos dejar de lado el rol que deben jugar los propios trabajadores en defender lo suyo, rol que hasta ahora es simplemente deplorable. 

Acoquinados, silenciosos, con la cabeza gacha y quejándose solo donde no corren riesgos, así van muchos trabajadores por la vida.  Se han acostumbrado al maltrato y lamentablemente fuera de acumular rabias y rencores, hasta ahora son incapaces de reaccionar contra el abuso y culpan a los demás por todas las cosas que ocurren. Parece más fácil la duda y la desconfianza que jugársela por cambiar el estado de las cosas. 

Pero esto es así y debemos seguir buscando por dónde entrarle a la conciencia de los trabajadores, y desde allí iniciar el cambio.

2.- Es quizás esta realidad lo que hace que muchos dejen de lado la causa de la nueva sociedad y se vayan acomodando a lo que ofrece el sistema. 

Los trabajadores no quieren pelear por sus derechos dicen, pero son incapaces de reconocer que esa falta de reacción al abuso, tiene su origen en la pobre o nula educación, y en el abandono de la organizaciones sindicales de reivindicar la pertenencia a una clase social, la clase de los abusados y explotados, la que no tiene más que su fuerza mental y física para proveerse de lo que necesita para una vida digna. 

Vida que es y seguirá siendo complicada mientras no se junte a otros y enfrente directamente a su adversario de clases. 

Será un camino duro, lleno de piedras pero a los explotados nada les ha sido dado. Por mas golpes que sufran tienen prohibido abandonar la lucha.

Es lo mínimo que podemos hacer para honrar como corresponde la memoria de los que cayeron luchando por lo que tenemos.

No debemos ni podemos quedarnos a la berma del camino.

*****
Nuestra fuerza la Unidad
Nuestra meta la Victoria

MANUEL AHUMADA LILLO
Departamento de Propaganda y Difusión CGT CHILE