Ante cualquier duda comunicarse vía correo electrónico a cgt.chile@gmail.com y/o comunicarse vía whatsApp al +569 84495318.

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE - 01 MARZO 2021

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE
01 MARZO 2021 
*****
"..Cierto que quiso querer, pero no pudo poder, doña Soledad porque antes de ser mujer ya tuvo que ir a trabajar.. "
         Alfredo Zitarroza

*****
1.-
Los dirigentes sindicales tienen la primera obligación en el trabajo sindical, pero no son los únicos obligados. Cada uno de los socios es de hecho un dirigente y debe esforzarse, no solo por cuidar y engrandecer su organización sino que prepararse conscientemente para cuando le toque dirigirla.
 
Los dirigentes son los encargados de conducir a la organización y hacer cumplir los acuerdos tomados en asambleas, trabajar de conjunto con las distintas comisiones de trabajo u otros órganos de funcionamiento interno del sindicato. Deben conocer los estatutos, tener claros sus deberes y derechos, así como los de los socios y mantener permanente comunicación entre ellos, apoyándose mutuamente.  
Están obligados a hacer bien su trabajo sindical, promoviendo e incentivando permanentemente la participación y estar lo más informados posible, de lo que son las inquietudes de los socios. 
 
Transmitir constantemente la información que reciban de los organismos superiores en que participan, partiendo del entendido que dicha participación se hace en forma activa. Deben, también, recopilar y dar a conocer aquella información relevante que aparezca en la prensa y que involucre a los trabajadores, conversar sobre ellas y sacar conclusiones que se entregan a los trabajadores.

2.- En lo posible, deben evitar concurrir en forma individual o parcial a las reuniones con la empresa, u otro tipo de reuniones a las que se invite a la organización, salvo que lo hayan resuelto con anticipación. Como directorio debieran reunirse las veces que sea necesario, para evaluar las actividades realizadas o por realizar. Las evaluaciones deben ser objetivas y constructivas, evitando el ataque individual o la descalificación entre ellos.
 
La relación con la asamblea debe ser amplia, abierta, de permanente comunicación. Es recomendable dar cuenta como directorio de las gestiones, hay que evitar hablar en primera persona y menos minimizar la gestión de otros miembros del directorio.
 
Si tienen problemas entre ellos, deben tratar de solucionarlos antes de llevarlos a la asamblea, salvo que esté en riesgo la imagen e integridad del sindicato.
 
En cualquier caso y si la situación es insostenible, los trabajadores tienen la facultad de censurar al directorio. Para esto a lo menos el 20% del total de socios debe solicitar por escrito y con sus firmas a la Inspección del Trabajo un ministro de fe para que supervise la votación de censura.  

3.- Un Sindicato con una buena dirección es muy difícil que haga mal su trabajo.

*****

Nuestra fuerza la Unidad 
Nuestra meta la Victoria


MANUEL AHUMADA LILLO 
Secretario C.G.T. CHILE