Ante cualquier duda comunicarse vía correo electrónico a cgt.chile@gmail.com y/o comunicarse vía whatsApp al +569 84495318.

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 13 MAYO 2022


*****
"..Los que miran y no ven lo que pasa en el país, los que vejan a la abeja que defiende su panal.." 
                                                 canta Illapu 
*****
1.-
 Hasta hace un tiempo, si se lograba algo más que el IPC en la negociación había que destapar champaña. Hoy, amparados en un aumento explosivo de este medidor económico, los patrones están planteando postergar los reajustes IPC ya pactados e incluso congelar este tipo de reajustabilidad, o bien cambiarla por mecanismos como la productividad que no es otra cosa que obtener beneficios económicos a través de  la autoexplotación, el trabajo en horas extras, dobles turnos o similares, con el único objetivo de aumentar la producción. 

No se trata de algo nuevo, es repetir la aplicación del principio "si nos va mal todos perdemos, si nos va bien gano yo", que los patrones vienen aplicando desde que el capitalismo se instaló en el mundo.  

Para el análisis debemos ser muy claros. El resultado de las negociaciones colectivas en empresas pequeñas y medianas (entre 9 y 199 trabajadores) no es bueno en lo que se refiere a los reajustes reales, así como los beneficios adicionales, que son pocos y no siempre de monto importante. Si somos objetivos, tampoco hay muchos avances en las grandes empresas, pero en estas hay beneficios ganados por años y los bonos de término de negociación han pasado a reemplazar el reajuste real a los sueldos y beneficios.

Pese a todo lo anterior, somos incapaces de reaccionar o nuestra reacción es demasiado feble. Seguimos manteniendo estructuras sindicales débiles, con dirigentes más preocupados de su situación personal al interior de las empresas que del bienestar de sus representados, lo que se traduce regularmente en la negociación de fueros e incluso la suscripción de contratos colectivos sin consultar a las bases, provocando con ello desazón en los involucrados, debilitando la organización y desincentivando la intención de otros de integrarse al sindicato.

2.- Hay que cambiar la forma de enfrentar este momento tan importante en la lucha de los trabajadores. Tenemos que renunciar definitivamente a la construcción de proyectos colectivos extensos pues ese es un aliciente para que las empresas dilaten respuestas y no vayan a lo puntual. 

El proyecto colectivo debe integrar reajustes reales, reajustabilidad periódica, gratificación, locomoción y colación , aguinaldos, uniformes, implementos y jornada de trabajo, indemnización por años de servicio y el no descuento en ellas del aporte patronal al seguro de cesantía, como lo prioritario. 

Junto con ello, y en una fase previa, debemos asumir que solo ganamos si tenemos fuerza efectiva y eso implica el mayor número de trabajadores de la empresa en el sindicato. Sumemosle la necesidad de prepararnos para potenciales conflictos, la unión con nuestros pares en otras empresas y la convicción absoluta de que somos parte de la clase trabajadora, lo que nos hará más fuertes y poderosos. Solo bien organizados nos transformamos en adversarios de temer. 

Quienes tienen beneficios ganados fuera de estos que enunciamos deben sostenerlos, los que parten los irán ganando en la medida en que avancen, sin olvidar que hoy la permanencia de los trabajadores en una empresa es inferior a 5 años, por eso las demandas deben ser pocas y claras, para evitar un desgaste innecesario.

El adversario de clase hace ya mucho tiempo tomó nota de nuestra debilidades. Preparémonos pues para afilar los dientes y salir a pelearla. 

No hay otro camino para dignificarse. 

*****

Nuestra fuerza la Unidad
Nuestra meta la Victoria

MANUEL AHUMADA LILLO 
Departamento de Comunicaciones y Difusion C.G.T. CHILE