Ante cualquier duda comunicarse vía correo electrónico a cgt.chile@gmail.com y/o comunicarse vía whatsApp al +569 84495318.

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 12 NOVIEMBRE 2021

*****
"..A esta hora, justamente a esta hora en que tu cerebro comienza a cabecear  con la ultima telenovela, quisiera sacarte a caminar.." canta sol y Lluvia                 
*****
1.- 
Si la situación en el país no fuera tan dramática, hasta se podría sonreír con la suerte de "cuestión épica" en que fue transformado el discurso que por 15 horas dio el diputado Jaime Naranjo. Como argumento  - dentro de los muchos que se dieron para justificar la acusación a Piñera -  se habló de los derechos humanos que han sido violados por este gobierno. 

Solo algunas horas despues de este "paso historico" de la acusación constitucional, la misma cámara ratifica la ampliación por otras 2 semanas del estado de excepción en Bio Bio y la Araucania, lugares donde se vienen violando hace decenas de años los derechos humanos, asesinando por mano militar y policial a mapuches y denostanto, bajo el rutolo de terrorismo, la justa demanda del pueblo mapùche de que le sean devueltas sus tierras.
Esto se parece mucho a las reformas laborales aprobadas en el 2016 y acordadas previamente entre el gobierno y la CUT, con el aval de la Nueva Mayoría. O sea, los parlamentarios se presentan con una máscara de detentadores de justicia y dignificación y luego terminan dando mazazos a las esperanzas de la ciudadanía. Basta leer las reformas a las que hacemos mención, para  concluir que nos mintieron descaradamente y lo seguirán haciendo pues parecen tener claro que, más allá de algunos discursos muy justos, carecemos de fuerza social para ratificar nuestro sentir en la calle y movilizados.

2.- Con casi total certeza es posible afirmar, antes incluso que la discusión se inicie, que la acusación constitucional a Piñera morirá en el Senado. Y aquí comienzan a quedar al descubierto la serie de trampas que ha construido el Estado para evitar cuestionamientos profundos. 

En el caso de una acusación constitucional esta siempre ingresará por la Cámara de Diputados, de ser aprobada pasa al Senado el que cumple la función de jurado. Su decisión es inapelable. 

Es una aberración que 43 senadores tengan potestad por sobre 155 diputados para determinar si se aprueba o no una acusación constitucional.

Distinto es el caso de un proyecto de ley (como lo que ha pasado con el 4to retiro de las AFP que fue aprobado en la Cámara y rechazado en el Senado) que si es aprobado en una y rechazado en otra cámara, debe ir a una comisión mixta.

Interesantes cuestiones en las que esperamos hinque el diente la Convención Constitucional.

*****

Nuestra fuerza la Unidad 
Nuestra meta la Victoria


MANUEL AHUMADA LILLO 
Secretario CGT CHILE