Ante cualquier duda comunicarse vía correo electrónico a cgt.chile@gmail.com y/o comunicarse vía whatsApp al +569 84495318.

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 30 OCTUBRE 2021


*****
"..Que linda es la democracia en este hermoso país, que hermosas son las callampas que se pueden construir .." 
           canta Angel Parra
*****
1.-
 Producido el golpe militar, varios sindicalistas anti UP estuvieron inicialmente muy dispuestos a apoyar a la dictadura, llegando incluso a asistir a la conferencia de la OIT de 1974, con el manifiesto objetivo de dar fe que aquí no se estaban violando los derechos de los trabajadores. 

A decir verdad cosas como estas apenas se comentan, molestan como basura no deseada y se tiran rápidamente bajo la alfombra. Y sin embargo debemos reiterar hasta el hartazgo que es necesario hacerse de toda la historia y difundirla, pues de lo contrario la memoria estará incompleta, los errores pueden volver a repetirse. 
Todos tenemos el derecho de no estar de acuerdo con las decisiones de las organizaciones sindicales, cualquiera sea el grado en que estas se encuentren - desde el Sindicato base hasta la Central - hacer la crítica, exponer nuestra diferencias e incluso irnos a otra parte, si no hay posibilidad de acercar posiciones. 

Lo imperdonable es caer en la descalificación y la delación, exponer públicamente aquello que se discutió y zanjó en lo interno, traicionar las confianzas  hasta poner incluso en riesgo la vida de los adversarios. Eso pasó en el sindicalismo post golpe en Chile y no tenemos derecho a olvidarlo.  

La dictadura necesitó de casi 2 años para darse cuenta de que los sindicalistas anti UP no le seguían el ritmo y por ello metió mano en el proceso, cambió los ministros del trabajo y se puso a trabajar de frentón para instalar la nueva institucionalidad jurídica, que le permitiera anular la gestión del movimiento sindical que, pese a estar con un ala rota, no se daba por vencido y comenzaba con las primeras articulaciones orgánicas, como lo fue la constitución de la Coordinadora Nacional Sindical. 

También los anti UP se dieron una estructura que se puso en la oposición a la dictadura y a la que llamaron Grupo de los Diez, aunque no eran de confianza para el movimiento sindical.

2.- En reemplazo del Código del Trabajo se dictaron los primeros cuerpos legales laborales, encabezando la ofensiva el D.L. 2.200 que fijó normas relativas al contrato de trabajo y protección de los trabajadores. Luego se  dicta el D.L. 2.756 sobre organización sindical y finalmente el D.L. 2.758 sobre negociación colectiva.

No había más normas para empleados y obreros, ahora todos eran trabajadores y se anularon muchas normas que habían mejorado la condición de los asalariados, luego de muchos años de lucha.

Los sindicatos industriales y profesionales fueron reemplazados por los sindicatos de empresa, interempresa, independientes y transitorios. Se establece la indemnización por años de servicio en 150 días. La jornada de trabajo ya no es de 8 horas diarias, las 48 horas semanales no pueden distribuirse en más de 6 días ni exceder de 12 horas diarias, el feriado anual ahora podrá fraccionarse si excede de 10 días,  disminuyen los directorios sindicales de 5 a 3 dirigentes, y solo se elige a 5 cuando el sindicato tiene entre 250 y 999 socios. 

Se establece la figura del delegado de personal, pero ya no para aquellas empresas en que hay pocos trabajadores sino como una competencia a la organización sindical. Para iniciar negociación colectiva se establece una tabla con el abecedario y fechas. No se negocia por la rama  sino por la inicial con que es conocida la empresa - o sea no negocian todas las textiles en una misma fecha, sino que con la inicial del nombre de la empresa, textil Hirmas en una fecha, textil Pichara en otra y así para todos.

Si transcurridos 60 días de iniciada la huelga los trabajadores persisten en ella, se considerarán renunciados voluntariamente.

3.- No vamos a desarrollar un compendio de lo malo de la legislación desde la dictadura, pero sí podemos decir que las reformas hechas desde entonces, en más de una ocasión han perjudicado más que beneficiado a los trabajadores. Hay que seguir peleando.

*****
Nuestra fuerza la Unidad
Nuestra meta la Victoria


MANUEL AHUMADA LILLO 
Secretario CGT CHILE