Ante cualquier duda comunicarse vía correo electrónico a cgt.chile@gmail.com y/o comunicarse vía whatsApp al +569 84495318.

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 30 SETIEMBRE 2021


*****
"..De pequeño yo tenía un marcado sentimiento armamentista, tanque de lata, de cromo y níquel y unos graciosos reservistas de plomo .." 
              Victor Heredia   
*****
1.- 
Es difícil hacer sindicalismo en estos tiempos pero se puede y la construcción de los instrumentos que lo concretan también es factible, necesaria. Hay que romper lo que el sistema ha establecido y que dice relación con aquello de que el sindicato es un instrumento interno, que debe apuntar a la búsqueda de la armonía en la empresa y encontrar respuestas a sus demandas, sin afectar la estructura y objetivos de la empresa. 

Vamos a dialogar con todos sobre nuestras demandas , pero antes debemos construir la fuerza para que el tal llamado diálogo, no sea algo de sordos o un nombre distinto para las imposiciones de los dueños del poder.

En las actuales condiciones no es posible hablar de diálogo, pues para eso se necesitan 2 partes en condiciones similares para interactuar. 

Diálogo es definido como "..una discusión sobre un asunto o sobre un problema con la intención de llegar a un acuerdo o de encontrar una solución". ¿Que posibilidad de diálogo fructífero hay cuando - como lo establece claramente la legislación laboral chilena - una de las partes tiene más del 90% de probabilidades de imponer sus condiciones, contra el 10% o menos con el que cuenta la otra parte?

Los llamados a diálogos y consensos son letra muerta en las actuales condiciones jurídico laborales, palabrería que solo sirve para llenar paginas en los diarios, mientras la violación de derechos a las que recurre el capital son el pan de cada día. 

Somos los más interesados en el diálogo, pero no nos sigan con el cuentito de que para que haya acuerdos debemos renunciar a todas nuestras demandas, no continúen invitándonos a  buscar acuerdos ni instalando mesas con las patas que se les antoje, mientras la legislación que rige las relaciones entre el capital y el trabajo sigue beneficiando solo a una de las partes de los tan cacareados pero poco efectivos diálogos.
 
2.- Ya va siendo hora también, de que los trabajadores organizados nos demos cuenta de nuestra deficiencias. 

Que asumamos que mientras seguimos buscando herramientas para rebelarnos contra el sistema, sin salir a la calle a educar a los trabajadores para que sean parte de esa rebelión, estaremos haciendo un trabajo que acabará sin resultados positivos. 

Somos algunos cientos de miles los organizados, no todos conscientes de ser parte de la clase trabajadora que tiene como adversario al capital, mientras hay millones de asalariados que prácticamente carecen de derechos. 

Hablamos de un sindicalismo que nace desde las entrañas de la clase, activo, participativo, solidario, un movimiento donde los trabajadores y sus demandas vuelvan a ser el centro.   

Vamos a construir el sindicalismo de los trabajadores, para que la lucha sea fecunda.

*****

Nuestra fuerza la Unidad  
Nuestra meta la Victoria


MANUEL AHUMADA LILLO 
Secretario CGT CHILE