Ante cualquier duda comunicarse vía correo electrónico a cgt.chile@gmail.com y/o comunicarse vía whatsApp al +569 84495318.

PULSO SINDICAL DIARIO - 15 DE ABRIL 2020.


1.- ¿Cuál será la razón real de mantener la cuarentena en Santiago centro?
 
¿Proteger de la mejor manera el corazón del aparato administrativo y comunicacional del Estado o  evitar a como de lugar expresiones de rechazo a la gestión y acción del gobierno?
 
De la misma manera llama la atención la segmentación que se hace en algunas comunas, al declarar una parte de las mismas en cuarentena y las otras no.
 
¿Es que existen datos que prueban que en una comuna cualquiera el virus tiene incidencia solo en un sector de la misma?.
 
Mucho discurso y la reiterativa comparación con lo que pasa en el mundo, mientras los espacios oscuros sobre lo que pasa en nuestro país siguen sin aclararse.
 
Es necesario también llamar la atención respecto de la estrechez mental que se está instalando en algunas personas, que intentan discriminar y excluir por absurdas razones, a quienes trabajan en establecimientos de salud, supermercados y otros lugares de primera necesidad, bajo el argumento de que podrían  ser portadores del virus. Las campañas de aplausos y mensajitos a estos luchadores de primera línea, es nula si al mismo tiempo se les quiere segregar o dificultar la llegada a sus hogares o el uso de  espacios comunes.
 
Según datos oficiales (lo que indica el número de afectados puede ser mayor) son más de 400 mil las personas que no cuentan con agua potable, lo que complica aún más su subsistencia en las actuales circunstancias.
 
Hasta el inicio de la catástrofe provocada por el corona virus, estaba claro que algunos ricachones se apropian del agua y privan de su uso a miles de familias. 
 
Por lo mismo, deben mantenerse en alto las demandas de instalar en una nueva constitución, que el agua es propiedad de todos quienes viven en el país y no puede estar, bajo ninguna razón, en manos de privados.

2.- A inicios de marzo de este año expusimos claramente nuestra opinión, respecto de lo que debía pasar con las remuneraciones y los procesos de negociación colectiva en tiempos de crisis.  Dijimos que: "hay que legislar estableciendo, por ejemplo, que la rebaja de las remuneraciones es solo un préstamo, que será restituido a los asalariados terminada la emergencia", así como planteamos que: "debe decretarse la prorroga inmediata de todos los procesos de negociación colectiva en curso, al mismo tiempo que suspender todos los procesos futuros hasta el término de la pandemia".
 
Ayer  14 de abril se presentó para discusión parlamentaria inmediata, un proyecto de ley que detiene los procesos de negociación así como extiende los periodos para aquellos directorios sindicales que hayan vencido previo y durante el virus.

Ante esto creemos importante reiterar nuestro planteamiento respecto al proyecto en discusión, además de pedir a todas las organizaciones sindicales que exijan a la parlamentaria rigurosidad sobre al menos 2 cuestiones fundamentales.
 
a) Extender la vigencia de todos los contratos colectivos que están por vencer o vencieron desde el 18 de marzo, mientras dure la emergencia y hasta 6 meses después de esta, sin que se ponga en riesgo ninguno de los beneficios ganados.
 
b) Los proyectos de contrato colectivo en desarrollo desde el 01 de marzo, o que hasta la fecha de promulgación de la ley no hayan votado la huelga, quedan congelados hasta el término de la emergencia y los trabajadores involucrados se mantendrán protegidos por el fuero de la negociación colectiva.

3.- El último salvavidas del gobierno destinado a los
empresarios, incluye desde los micro y pequeños hasta los grandes.
 
Queda claro quieres se van a quedar con la parte del león y debemos mirarlo con atención toda vez que más del 90% de las empresas son  micro o pequeñas y estás reúnen a lo menos a 4,5 millones de trabajadores.
 
Es en este sector donde van a ser mayores los costos, por lo que propuestas como que el pago del seguro de cesantía sea de cargo del patrón y que su aporte no se descuente de la indemnización por años de servicio, así como que sea de cargo patronal el pago del 50% de la previsión mensual, deben transformarse en puntos irrenunciables en los contratos colectivos post pandemia, lo mismo que la recuperación de lo descontado o perdido de las remuneraciones durante la pandemia.

Las mejoras en las condiciones de los trabajadores, solo son posibles de alcanzar por trabajadores organizados.




MANUEL AHUMADA LILLO
Presidente Central Clasista de Trabajadoras y Trabajadores
Secretario C.G.T. CHILE