Suspensión de transmisiones radiales hasta que termine la cuarentena

A todas las personas que son fieles auditoras de la Radio La Voz de los Trabajadores les comunicamos que a partir de las 00°° del Viernes 27 de Marzo estarán suspendidas las trasmisiones habituales de nuestra radio debido a la cuarentena que se ha decretado ante la crisis sanitaria que vive nuestra sociedad.

Ante cualquier duda comunicarse vía correo electrónico a cgt.chile@gmail.com y/o comunicarse vía whatApp al +569 84495318.

PULSO SINDICAL DIARIO - 11 MAYO 2020

****
"Madre déjame luchar, madre como te adoro, porque quiero a mi pueblo y tú me enseñaste a luchar por el...".                              Ali Primera
****
1.- La jornada de trabajo debería llegar a las 40 horas semanales para distribuirse en no menos de 5 ni más de 6 días por semana. 
 
Eso sí en algún momento se transforma en ley un proyecto que se discute actualmente en el parlamento.
 
No obstante y pese a las reiteradas solicitudes desde el sindicalismo clasista, no se ha respondido a una demanda fundamental y es que dicha jornada sea continúa y de no más de 5 días por semana, lo que implica una jornada de 8 horas diarias.
 
En la misma línea de lo anterior, hemos expuesto que no sirve de mucho una jornada menor si al mismo tiempo no se mejora el monto del ingreso mínimo mensual, monto recibido por más de 500. 000 trabajadores.
Si bien es cierto, al cumplirse la hipotética jornada de 40 horas en 6 dias se llegaría  a una jornada de 6,6 horas diarias, de no mejorar el ingreso mínimo el efecto seguro es que muchos trabajadores tendrán 2 o incluso más de 2 empleos para poder cubrir sus gastos mensuales.
Tampoco es menor la preocupación que hemos expuesto por qué la jornada sea continúa, ya que si se mantienen las normas de flexibilidad horaria los trabajadores podrían estar cumpliendo turnos que les tengan fuera de su hogar por más de 12 horas diarias.

En conclusión, no basta rebajar la cantidad semanal de horas de trabajo. Debe seguir demandándose que la misma sea de 8 horas diarias continuas por 5 días, al mismo tiempo que se aumenta el valor mensual del ingreso minimo.

2.- Por eso resulta particularmente peligrosa la regularización del trabajo en el hogar, llamado teletrabajo, modalidad que ya está establecida desde 2017 en el código del trabajo.
En este caso se dice que tal mecanismo permitirá cumplir funciones desde el hogar, y se le presenta como un instrumento que permitirá a los trabajadores un vinculo más cercano con la familia.
Lamentablemente no es verdad tanta belleza. El teletrabajo es una nueva forma de abuso ya que aunque se dice que será de 8 horas diarias,  de no establecerse en el contrato que habrá control o supervisión de la empresa  puede llegar a 12 horas.
Ya se habla de efectos negativos en el sistema nervioso, exigencias que van más allá de lo pactado e incluso carencias de medios para cumplir las tareas e incluso la exigencia de que estos medios sean pagados por los trabajadores.  

3.- Los trabajadores corren un riesgo cierto de seguir perdiendo beneficios en la medida en qué se mantengan las actuales condiciones.
Los patrones están recibiendo subsidios y apoyos para mantener a flote sus empresas, sin que esto implique en absoluto la mantención de las remuneraciones ni las condiciones contractuales.
Uno de los efectos probables a futuro, es que se intente instalar en la legislación la rebaja de la jornada con perdida de remuneración.

Debemos estar muy alertas. O nos organizamos o nos destruyen.

MANUEL AHUMADA LILLO
Presidente Central Clasista de Trabajadoras y Trabajadores
Secretario CGT CHILE