miércoles, 19 de marzo de 2014

PULSO SINDICAL Nº 228 DEL 09 AL 17 DE MARZO DE 2014

Y asumió el nuevo gobierno.  Ante los ojos de la ciudadanía el deja vu de cada cambio de mando. Quienes en su momento instalaron sus naves en el poder, sin asco, pasando la maquina por donde fuera necesario, hoy se presentan como los mayores defensores de la estabilidad funcionaria y la meritocracia.
Los otrora perdedores, hoy de vuelta en el poder, comienzan la repartija del codiciado pan sin siquiera fijarse a quien le tiran miguitas.
Hay que pagar favores, así ha funcionado, funciona y funcionará el poder en el capitalismo. Y si para eso hay que abjurar de principios, meterse la moral por buena sea la parte, es lo de menos, lo importante es ir colocando algunas piecitas en el entramado del poder, algún documento saldrá mas rápido, un permiso pasará los controles, algunas monedas silenciaran conciencias. Es el modelo que se perpetúa.



Reconozcamos si que a veces se pasan para ser caras de raja.
Y es que resulta impresentable que una trepadora profesional, con titulo y suficientes ingresos como para vivir bien, aparezca en registro sociales como indigente y esté recibiendo la limosna que los distintos gobiernos entregan a nuestros compatriotas que no han podido salir de la pobreza extrema.
Pero ojo, no es la única, ni la primera vez que pasa.
Esta funcionaria inescrupulosa, transformada en autoridad por obra y gracia de la repartija partidaria, trae a la memoria la frescura de las hijas del Golborne, ese de la sonrisa petrificada y la cara de palo. No se olviden que en plena campaña 2013 se supo las señoritas Golborne habían recibido un subsidio para la vivienda.

Así funciona esto. Unos y otros se van repartiendo puestos, subsidios, billetes y de un cuanto hay. Para eso o se tiene apellido o se está vinculado a uno de los aparatitos que negocian los cupos. No importa si en el camino hay que renunciar a algunos principios, total entre tanta mierda eso puede pasar desapercibido, lo importante al final de cuentas es mantener vivo “el instrumento”, pues ese y no otro será el objeto con el que se puede llegar a recibir un trocito de la torta del poder.

Y en este show del reparto participan todos. Derechas, izquierdas y centros. La inmoralidad no hace exclusiones, basta borrar con el codo lo que escribió con la mano.
Fíjense ustedes que por muchos años, algunos han ido por las calles de nuestra patria hablando de los derechos irrenunciables del pueblo y de los trabajadores. Y para acotar esto y no hacer un documento de 20 carillas, instalemos como derechos irrenunciables de nuestro pueblo, vivienda, salud y educación.
Hasta hoy día negocian, acuerdan, califican y descalifican, pero el resultado sigue siendo el mismo. No todo el pueblo tiene acceso asegurado a estos derechos básicos.

Y si nos vamos a uno solo de los derechos reivindicados para los trabajadores, a muchos se les caería seguramente la cara de vergüenza (bueno, esto en el hipotético caso de que conozcan la vergüenza). Se trata ni más ni menos que de la demanda instalada desde antes de 1886 por los trabajadores del mundo. La jornada de 8 horas continuas de trabajo, 8 de descanso y 8 de recreación..
No existían en dictadura y tampoco para todos los trabajadores antes de 1973 (ver articulo 24 del Código del Trabajo aprobado por decreto 875 del 25 de junio de 1971) y sin embargo es una exigencia silenciada, desconocida por gobiernos, parlamentarios, el sindicalismo oficialista y seudo revolucionario.

No es extraño que la derecha busque flexibilizar al máximo la jornada de trabajo, lo ha intentado toda la vida ya que en la medida que lo logre entregará mas herramientas al capital (su patrón) para usufructuar de la fuerza de trabajo.
Lo inusual es que “los defensores de los trabajadores” guarden silencio, que no presenten proyectos para hacer realidad la demanda acuñada en Chicago hace mas de un siglo, que no denuncian abiertamente los intentos por retroceder en el Código del Trabajo.
Si le suena raro, insolente, descalificatorio, busque en Internet la “reforma laboral a los trabajadores del turismo”. Un proyecto presentado por Piñera que busca cortar la jornada diaria de trabajo hasta en 5 horas y legalizar definitivamente los turnos cortados.
Bueno este proyecto estrella del capital, papita para los patrones, ya fue aprobado en la Cámara de Diputados POR UNANIMIDAD, o sea con el apoyo de socialistas, comunistas, pepedes, radicales, democratacristianos independientes y la derecha.
Así es. Los mismos que van a cada homenaje a los mártires obreros de ayer y hoy, los mismos que juran o prometen que no traicionaran, han sido incapaces de hacerle un parelé a la derecha que quiere flexibilizarlo todo.

Y ahí están ahora, la presidente, los ministros, los cutistas que han guardado silencio ante estas y otras aberraciones parlamentarias, hablando de reformar profundamente la legislación laboral. Y NO HAN SIDO CAPACES DE INSTALAR LA JORNADA DE 8 HORAS CONTINUAS DE TRABAJO.
Por que creerles?.

Ahora aprobaron una ley de propina voluntaria.
Buscan sepultar definitivamente la ley 7.388 vigente desde 1943 y derogada por la dictadura en 1981, una ley que pese a su insuficiencia y cierto tufillo discriminatorio, establecía un sistema de remuneraciones para garzones, camareros y sus ayudantes.
La ley 20279, que es fruto de un proyecto presentado por diputados comunistas, socialistas y pepedes junto a sus compadritos de la derecha, establece la obligación a los patrones en algunos establecimientos gastronómico – hoteleros, de sugerir al cliente la entrega del 10% de propina.
Aducen estos preocupados parlamentarios, que los garzones reciben bajos sueldos y que con esto mejoraran sus ingresos. Y que hay del resto de los trabajadores de esos establecimientos? Y de quienes atienden a clientes en cafeterías, puestos varios en aeropuertos, estaciones de Metro y similares?, y todos aquellos que atienden publico y no son garzones?. Tendrán que seguir esperando que se acuerden de ellos?

Todos esos trabajadores y muchos más en nuestro país, ganan sueldos de hambre, sin embargo se siguen aprobando salarios mínimos indignos (aunque ahora podríamos en el 2016 llegar a un mínimo de $250.000, super, ah?), continúa siendo ambigua la ley para el pago de la gratificación y no es obligatorio el pago de locomoción ni de colación.

¿Alguna de estas sentidas aspiraciones de los trabajadores figura en la propuesta de reformas de la Nueva Mayoría?
No. No lo están ni lo estarán., solo se instalaran cuando los trabajadores se desprendan de este lastre y comiencen a actuar.
Mientras tanto, ni siquiera migajas. Lo doy por escrito.
               
MANUEL AHUMADA LILLO
Presidente C.G.T CHILE 

No hay comentarios:

Publicar un comentario