miércoles, 10 de abril de 2013


PULSO SINDICAL Nº 188 DEL 01 AL 09  DE ABRIL DE 2013

Luego de la firme decisión de los trabajadores portuarios, al sistema no le quedó otra que mover sus piezas y responder favorablemente a sus demandas. Así los trabajadores lograron un avance  que, siendo sinceros, no es nada del otro mundo.
Recibirán una compensación diaria al no hacer uso del derecho a colación.
¿Es esto algo extraordinario concedido por la patronal luego de la mediación del gobierno, o definitivamente la constatación de  una obligación del empresariado que el Estado elude, al no instalarla en la legislación con carácter de obligatorio?
El vespertino La Segunda, en su edición on line del 9 de abril de 2013 trae un articulo relacionado con el tema que en su parte medular dice lo siguiente:
Según datos recientes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), un 30% de los trabajadores chilenos no almuerza por falta de tiempo o de recursos. Pero lo cierto es que una alimentación saludable durante la jornada laboral es clave para cuidar la salud y poder rendir adecuadamente.”



Los compañeros portuarios han puesto en la palestra un tema que se elude bastante y es el derecho a la alimentación diaria en el lugar de trabajo, según el horario que corresponda cumplir. Según el diagnostico de la OIT son mas de dos millones de trabajadores los que no tienen acceso a alimentación cuando cumplen sus labores diarias.
Sostenemos que la alimentación en el lugar de trabajo debe de ser de cargo del patrón y entregada en condiciones dignas, esto es comida buena y suficiente en cantidad y calidad, en lugares habilitados especialmente para esa función y dejando en claro que ese tiempo – que la legislación establece como de mínimo media hora diaria – debe de ser de cargo del empleador.,
He aquí una de las tantas demandas que la clase trabajadora debe levantar como prioritarias.
Me parece interesante que se pague un bono en reemplazo de este derecho pero definitivamente no es lo óptimo. Tenemos claro que el instrumento llamado bono de colación no ayuda al trabajador a alimentarse bien y a sus horas, ya que mas le sirve como un complemento para sus bajas remuneraciones.
Se está provocando una seria lesión a la salud y eso lo constataran la mayoría de los trabajadores demasiado tarde, por lo que su vejez, aparte de miserable por las bajas pensiones, estará marcada por un sinfín de enfermedades propias de la falta de vitaminas y proteínas. Y no olvidemos los problemas que acarrea la obesidad, que se desata entre otros factores por comer a deshora y casi siempre comida chatarra.

El paro de los portuarios puso en primer plano algunos elementos básicos de la gestión sindical, que muchas dan por desaparecidos.
Me refiero particularmente a la disciplina y combatividad, no solo de los que estaban en el conflicto sino también de los que les dieron su efectiva solidaridad. Así como los empresarios de los puertos comprendieron que sin trabajadores la cuestión no funciona, no podemos sino valorar la solidaridad activa de la clase en todos los puertos.
Gran lección para el aletargado movimiento sindical. La estructura sindical comienza a salir de la crisis por la acción directa de los trabajadores, quienes en vez de ir a conversar entre mullidas sillas y sillones, están en el lugar de trabajo demandando mejoras.
O nos responden a lo que queremos o no tienen puertos. Buena lección compañeros, que esperamos sea asumida por los millones de abusados que aún no se organizan

Así también parecían entenderlo los trabajadores del cobre cuando el lunes 8 anunciaron durante la mañana su decisión de paralizar faenas por 24 horas al día siguiente, materializando el acuerdo anunciado hace algunas semanas.
Una movilización que estaba antecedida por lo sucedido en la mina Radomiro Tomic, paralización aquella que no se depuso hasta que fue cambiado el alto ejecutivo cuprífero, tal como demandaban los trabajadores, luego de la muerte de uno de sus compañeros de trabajo.
Había en la conferencia de prensa un elemento nuevo, que hizo pensar en una coordinación mayor. Se presentaron ante los medios de comunicación los presidentes de 2 importantes organizaciones exponiendo su decisión de paralizar conjuntamente.
 En efecto, la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) y la Federación Minera de Chile (FMC)  expresaban conjuntamente que:
“Anunciamos la convocatoria a un paro nacional de faenas de advertencia en todas las divisiones y Casa matriz de Codelco y en toda la gran minería privada, a realizarse mañana”. La FTC agrupa a 12.000 trabajadores de planta de Codelco y la FMC convoca a 14.000 operarios de la gran minería privada. Las movilizaciones durarán 24 horas.

No habían trascurrido mas que algunas horas cuando dirigentes de la FMC desmintieron lo antes informado, expresando que solo se realizarían atrasos colectivos en algunos lugares de trabajo.
¿Que es lo que sucedió que provocó este cambio tan brusco de posiciones?
Una buena pregunta que debieran responder los dirigentes de la Federación Minera.
¿No se consultó a los trabajadores y solo se trató de la declaración de intenciones de la cúpula sindical?.
Algunos dirigentes de base han dicho que ellos no están por una paralización de actividades, lo que deja en bastante mal pie las declaraciones de sus máximos dirigentes.
Cualquiera sea la razón, queda claro que estamos muy lejos aún de las condiciones mínimas que puedan facilitar la toma del palacio de invierno y la instalación de un gobierno de trabajadores.

Hemos destacado por mucho tiempo la decidida lucha de las trabajaras y trabajadores de la Fundación INTEGRA. Se trata de miles de mujeres que cumplen abnegadamente con el deber de cuidar a los hijos de miles de hogares, mientras los padres salen a ganarse los porotos para mantener el hogar.
Ellas están pasando por serios problemas con la dirección ejecutiva de la Fundación, que depende de la primera dama y directamente de los recursos que inyecta año a año el gobierno, por lo que resolvieron realizar una movilización el día 9 de abril, para lo que pidieron los permisos necesarios para realizar una marcha.
No solo se les respondió a última hora, lo que hace imposible avisar a los trabajadores de cualquier cambio, sino que se les impidió nuevamente marchar por la calle.

¿Que es lo que provoca esta discriminación, que no es nueva toda vez que se hace con casi todas las organizaciones de trabajadores y sociales que piden permiso para manifestarse?

Mientras se cierra la principal avenida de Santiago por actividades deportivas, muchas de ellas alejadas de lo común como competencias de motos y autos o exhibiciones de bólidos de formula uno, o se permite la realización de desfiles gays y exhibiciones de juguetes, que solo compran aquellos que tienen recursos para hacerlo, se reprime y obstaculiza la expresión masiva de ciudadanos organizados que solo buscan exponer sus demandas.

Por que tanto hablar de leyes contra la discriminación si se sigue discriminando a los que piensan distinto?.


MANUEL AHUMADA LILLO
Presidente C.G.T. CHILE

No hay comentarios:

Publicar un comentario