Suspensión de transmisiones radiales hasta que termine la cuarentena

A todas las personas que son fieles auditoras de la Radio La Voz de los Trabajadores les comunicamos que a partir de las 00°° del Viernes 27 de Marzo estarán suspendidas las trasmisiones habituales de nuestra radio debido a la cuarentena que se ha decretado ante la crisis sanitaria que vive nuestra sociedad.

Ante cualquier duda comunicarse vía correo electrónico a cgt.chile@gmail.com y/o comunicarse vía whatApp al +569 84495318.
PULSO SINDICAL Nº 255 DEL 08 AL 16 DE OCTUBRE DE 2014

JOSE ALDUNATE
Solo vale apoyar a los curas obreros, defensores a ultranza de los derechos humanos en su globalidad, hombres de fe que no se suman  a las genuflexiones a los detentadores del poder - práctica común en el mundo actual - y llaman a las cosas por su nombre.
En mas de una ocasión se pudo estar en desacuerdo con ellos, cuestión lógica si se profundiza en lo que motiva su actuar, pero es muy distinto pretender poco menos que acusarlos de herejes por haber dicho lo que una gran mayoría piensa.
Poco importa quien cuestiona su actuar y los acusa. La moderna inquisición, la misma que calla ante los abusos deshonestos, la codicia y la inmoralidad, no ve con buenos ojos que los curas y las monjas opinen y actúen en concordancia con lo que les indican sus convicciones.
Apoyo irrestricto a Jose Aldunate, valeroso hombre de iglesia con 97 años y a su compañero en la fe Mariano Puga. Respaldo a un religioso mas mediático pero objetivo y claro, Felipe Berríos. Es lo que siente el pueblo sufriente, es lo que se debe exponer.
O’Reylli
Repudio al O’Reylli ese, tan modosito y fino, número puesto en la mesa de los ricos, compañía fiel de los mercaderes del templo, así como a todos los degenerados con hábito.

Fue descubierto en 1976 y desde entonces ha atacado mas de una vez, y siempre que lo hace son miles los que quedan tirados a la vera del camino, sin siquiera un funeral decente, simplemente apiñados en una fosa común, olvidados. Son los pobres.
Han pasado ya 38 años y aún no hay una vacuna para combatir eficazmente el ébola. ¿Será por que ataca solo a los mas pobres entre los pobres?¿o porque va quitando lo poco de vida que tienen aquellos privados de luz eléctrica, agua potable y un mínimo de alimentos para sobrevivir dignamente ,y por lo tanto mas parecen molestar al mundo moderno, que ser parte de él.?


Paradojas de la modernidad. Miles de equipos satelitales con los que se calcula el punto exacto donde atacar a los yihadistas del EI y sin embargo aún no se logra dar con los 43 estudiantes desaparecidos en México, ni con las 200 estudiantes que fueron secuestradas ya hace 6 meses en Nigeria, por el grupo Boko Haram.
Hay una perversidad en el actuar de las llamadas grandes potencias que no podemos pasar por alto.
Reunión de líderes las llaman, ellos participan de los fuegos de artificio cuando cada año se conmemora la caída del muro de Berlin, todos hacen gárgaras con las palabra democracia y libertad, pero nada dicen de los asquerosos muros levantados por Israel para aislar a los palestinos y por EEUU para impedir el paso de inmigrantes.
Este es el nuevo orden, acaba con las riquezas naturales, los bosques, aumenta la contaminación mundial invade hasta los espacios mas íntimos con su supertecnología y va idiotizando a las personas.
Esto es a lo que hay que combatir y no lo puede hacer uno solo, deben ser todos, al mismo tiempo y en todo el mundo. Pensar de una vez la sociedad que queremos,

Hace ya muchos años que se vienen haciendo promesas de reformas al Código del Trabajo y el resultado sigue siendo el mismo. Lo que es mas grave, los proponentes hacen abstracción de lo existente en leyes laborales hasta el golpe de estado de 1973.
Es cada vez más evidente que los cambios a la legislación laboral en tiempos de Aylwin, Frei y Lagos fueron malos, deficientes y en algunos casos abrieron la puerta a la dilapidación de los fondos sindicales de manos de malos dirigentes.
Los que apostamos a un renacer del sindicalismo conciente, independiente y autónomo  debemos ser los primeros en conocer y difundir  muy bien lo que tuvimos como legislación y sobre esa base construir la propuesta que se instale en la discusión diaria de los trabajadores organizados.
Digo esto a propósito de la discusión que se ha instalado respecto al cierre del comercio a las 17 horas del domingo o en subsidio el descanso de 3 domingos en el mes para un sector de trabajadores.
Nadie parece tener en cuenta que hasta el golpe militar todos los establecimientos industriales y comerciales tenían el domingo libre (artículos 322 y 324 del Código en 1971) e incluso un amplio sector de los establecimientos comerciales debía cerrar los sábados a las 13.00.
Convengamos en que ha habido cambios en las costumbres, que la sociedad ha ido mutando a formas distintas de comportamiento, pero ni con mucho eso debió significar la perdida de derechos.
Al contrario, debiera trabajarse menos horas a la semana, disponer de lugares gratuitos de descanso y recreación para los trabajadores y sus familias. Se trata simplemente que los detentadores de las ganancias reciban un poco menos.
Es mucha demanda esa en un mundo tan moderno y tecnificado?    

Vale la pregunta ¿Y de que serviría que el comercio se cierre a las 17.00 horas?.
Es claro que si el local se cierra a esa hora los dependientes estarán con suerte fuera del mismo 1 hora después y en regresar a sus casas, tardaran mínimo otra hora.
Y eso, si es que están todos los trabajadores de acuerdo en aceptar ese cierre. ¿Ayudará tal cierre tempranero al descanso efectivo del trabajador y al fortalecimiento de la familia?. La respuesta rotunda es NO. 

Lo único concreto es que todos los trabajadores deberían tener el domingo libre.
No solo porque corresponde disponer de al menos un día libre en la semana, sino también por que es el día en que pueden compartir con su familia, están los hijos en casa descansando de su jornada escolar, puede y debe profundizarse la comunicación, cada vez mas esquiva producto de tanto adelanto tecnológico que esta automatizando todo.

Si tratamos de ser justos y de entender lo que piensan los trabajadores, no podemos desconocer que son miles los que quisieran trabajar esos días, tanto los de jornada completa como aquellos que solo trabajan en jornadas parciales el fin de semana, cualquiera sea la razón que provoca esto.

Entonces que ley debiera dictarse?

El domingo es un día de descanso irrenunciable y en aquellos establecimientos en que debe trabajarse, determinados por la ley, al menso el 50% de los trabajadores descansará en domingo rotando el descanso cada semana. El 50% que debe prestar servicios recibirá en sus emolumentos un recargo del 100% por el día domingo trabajado.
Eso es lo más justo. Porque solo algunos deben tener el beneficio del descanso en domingo?

Es por ahí por donde debe ir la discusión. Lo concreto, lo indesmentible es que tales normas legales, justas y merecidas, solo serán posibles de alcanzar con una gran fuerza sindical. Ese y no otro es el desafío de la hora presente.

                                                                                   MANUEL AHUMADA LILLO 
Presidente C.G.T. CHILE