lunes, 15 de septiembre de 2014

PULSO SINDICAL Nº 245 DEL 27 DE JULIO AL 05 DE AGOSTO DE 2014

Muchos son los casos en que grandes colaboradores de la causa popular son dejados de lado e incluso ignorados cuando han cumplido algunos años y ya no se encuentran en la primera línea. Es mas, tal desconocimiento no solo proviene de los diversos medios de comunicación (entendible ya que mas del 99% están controlado por los capitalistas que repudian y demonizan la lucha social) y muchas veces es propio de las mismas organizaciones por las que estos luchadores pasaron.
Esto es lo más doloroso y no debe seguir pasando. Las organizaciones tienen que recordar y honrar, no solo a los grandes lideres como Don Reca o el Clota, sino y por sobretodo a sus propios fundadores, a los que se la jugaron cuando había viento en contra, a los que ofrendaron lo mejor de sus vidas por que la organización sindical continuase vigente y se proyectara en el tiempo.
Por eso, y aún que nuestro amigo no fue un dirigente sindical en su gestión humana y profesional, si fue un gran comunicador social, luchó sin pausas contra la dictadura y entregó siempre un mensaje claro y contundente, como ya no se hace, y cuyo principal objetivo era remecer conciencias, incentivar las lucha por un país libre, digno y justo.



Don Mario Gomes López, falleció el 2 de agosto de 2014, a la edad de 88 años.
Le recordamos desde cuando recorría el paseo Ahumada voceando “La Firme”, de sus crónicas en radio Nuevo Mundo y principalmente por ser quien, por primera vez, presentara a dirigentes e invitados el libro Cerro Chena Testimonio, en Santiago y San Bernardo.
Se ha marchado otro compañero, un amigo nuestro y del pueblo. Un imprescindible.

Cuando la tozudez de los dirigentes llega a su grado supremo y esa obstinación se pone contra los trabajadores, hay que tomar resoluciones. Sentimos la acción sindical como un ejercicio entre dirigentes y representados, ejercicio de comunicación y toma de resoluciones en el que la mayoría resuelve. Por eso no aceptamos que por la vía del  desconocimiento o de la información sesgada, además de una participación ínfima de los socios, se tomen acuerdos que perjudicarán evidentemente a los trabajadores.
El Sindicato Areas Chile (Gatsby), resolvió la contratación de un asesor externo para la negociación colectiva. Nunca quisieron comprender sus dirigentas que el primer paso para una negociación es educarse en esas materias. Les resultó mejor pagar, contratar al amigo de una de las dirigentas, y de paso entregarle la asesoría mensual por la que los trabajadores deberán también pagar.
A los pocos que les pareció raro esto, se los explicamos, pero la baja asistencia a las asambleas impidió socializar el tema. Nunca se nos invitó a las asambleas para explicar el porque creemos que están sacándole a la mala la palta de bolsillo a los trabajadores. Lamentablemente y amparados en la poca participación, se impuso un gasto a los trabajadores que no se justifica pues pagaran casi 3 veces el equivalente a la cuota mensual que pagaban a la CGT.
Ante estos hechos , la nula disposición de los dirigentes de participar del trabajo sindical confederado, es que a fines de julio y previa consulta por correo electrónico, teléfono y una asamblea de dirigentes, es que por unanimidad se resolvió la desafiliación de este sindicato y de otros dos que actuaban de forma similar.
Hemos recibido la visita de socios de estos sindicatos y les hemos apoyado en sus consultas. Llegará el momento en que los trabajadores rescatarán su organización para las posiciones correctas de la clase. Ratificamos nuestra disposición a apoyarles en todas las luchas que enfrenten, mas no ampararemos a direcciones sindicales que gestionan a espaldas de los trabajadores y malgastan sus recursos.

Culmina o se suspende, la paralización de los trabajadores del Hospital Salvador y solo queda esperar que la resolución tomada no vaya a seguir el camino de muchas otras movilizaciones en este tiempo, que luego de partir con una demanda irrenunciable, culmina cediendo a la presión y se allanan a la instalación de “mesas” de todo tipo, que solo dilatan y en definitiva dejan todo igual o casi igual que al inicio.
Esto no es casual. Quien mas que los menos favorecidos económicamente para saber lo necesario que son consultorios y hospitales dignos, donde la atención sea rápida y expedita, con remedios necesarios para los tratamientos, y el consiguiente control al paciente para que mejore efectivamente.
Esto y mas solo se logrará cuando se cuente con una gobierno de marcado corte social, con parlamentarios que no ceden a las presiones del capital y de los “macucos” de turno.
En definitiva cuando el pueblo de verdad gobierne, en el país, en la comuna, en todo espacio donde se tomen las decisiones deben estar representados los ciudadanos.
O sea?. No habrá cambios de verdad, no se profundizará la democracia, no tendremos una sociedad mas justa y digna con los tipos que hoy se reparten el poder.
Mas allá de las coaliciones o instrumentos que inventen, seguirá todo igual mientras la población, los grandes afectados con las políticas de los poderosos, no entiendan que ellos tienen en sus manos la posibilidad de hacer cambios y que para ellos solo deben pasar por sobre aquellos que actúan en su nombre.

Saludaron algunos el “cachuchazo” que dio el Senado a la propuesta de reforma tributaria aprobada en la Cámara. Otros se envalentonan y piden modificar sustancialmente las poco claras propuestas para la reforma en Educación. Los hay quienes reclaman porque no se les considera, pero se quedan calladitos después de alguna reunión “con los que cortan”.  La mayoría ya ni siquiera habla de una nueva Constitución. La Central oficialista, previo acuerdo con el empresariado, validó la reforma gubernamental al Multirut y santificó un monto de ingreso mínimo para los próximos 18 meses.
Unos y otros (derecha y nueva mayoría) solo dan pasos para “parchar” un modelo que ya no resiste y para ello incluso muestran los dientes convocando movilizaciones.
Poco importa no representar a nadie, lo que interesa es tener el espacio desde donde presionar para conseguir alguna “reformita”. Con eso se dan por pagados.

El sindicalismo oficialista ha convocado un paro, solo unos días después de haber acordado con el gobierno un calendario de conversaciones para buscar concordancia sobre las urgentes demandas de los trabajadores. Nadie sabe como estas “demandas” fueron resueltas por los trabajadores.
Lo que si es claro, es que no cambiará sustancialmente el abuso, porque se reúnan a tomar cafecito y conversar, la Central oficialista, el gobierno y los empresarios. Solo hay cambios con trabajadores organizados y eso, sigue lento y hay que apurar el paso.

Por eso resuelta ridícula y sin razón, la exigencia de algunos dirigentes de la CUT de Punta Arenas que manifestaron en “un conclave” de la nueva mayoría en esa ciudad, su malestar por las críticas que la CGT hace a la conducción  y gestión de la Central.
Nos piden conversar y no seguir refiriéndonos a ellos.
Claro, conversemos. Hagámoslo en un debate abierto, sin temas vedados, invitando a todos los medios de comunicación, de cara a los trabajadores de la región y que esto pudiera servir para dar un ejemplo al resto del país.


Expongamos sin ambigüedad sobre el tipo de organización que se necesita para terminar con el abuso y la explotación, los deberes y derechos de los dirigentes, la capacitación y formación sindical, la sobrepolitización de la organización de los trabajadores, el rol de los partidos políticos. En fin , conversemos sobre todo lo que interesa a los trabajadores.
Bilaterales u otro tipo de reuniones no tienen razón, y mientras no se realice este debate, no esperen que guardemos silencio sobre lo que es de interés de los trabajadores.
Seguiremos exponiendo nuestra opinión, mas allá de a quien le quitemos el sueño.

Al cierre, reiterar la condena a la acción nazista de exterminio que está llevando adelante Israel contra el pueblo palestino, el respaldo a la demandas del pueblo mapuche y el agradecimiento a quien nos regaló una suscripción solidaria a Le Monde Diplomatique, aprovechando la ocasión para solicitar a este medio un espacio mayor para la exposición de las demandas del sindicalismo no oficialista.



 MANUEL AHUMADA LILLO
Presidente C.G.T. CHILE 

No hay comentarios:

Publicar un comentario