martes, 3 de diciembre de 2013

PULSO SINDICAL Nº 215 DEL 01 AL 09 DE NOVIEMBRE DE 2013

Al inicio, un saludo caluroso y la mayor de las expresiones de solidaridad a los trabajadores municipales que a lo largo de todo Chile reclaman el derecho a igualdad de trato con los trabajadores públicos, en materia de remuneraciones.
Varios de nuestros dirigentes en regiones han estado cerca de los compañeros municipales pero todavía falta más agilidad en la respuesta, mas cercanía con quienes están movilizados y mas y mas solidaridad, elemento fundamental en la lucha reivindicativa de nuestro pueblo, ya sea en los lugares de trabajo o bien en las demandas sociales, que se van multiplicando en barrios y ciudades.
La movilización de quienes prestan servicios en las distintas municipalidades del país, pone nuevamente en el centro la urgente necesidad de avanzar hacía la construcción de un instrumento  amplio, que sea capaz de instalarse sobre las actuales divisiones que cruzan al movimiento sindical, un movimiento que asuma demandas de la clase que tienen que ver con el diario vivir de los explotados.



Válidas serán todas aquellas propuestas que apuntan a la construcción de un nuevo Código del Trabajo, así como las que apuntan al reconocimiento de la condición de trabajadores con todos sus derechos a aquellas decenas de miles que trabajan a contrata en diversas reparticiones públicas o quienes lo hacen como contratistas o subcontratistas, y aunque cumplen mismas funciones de los contratados, reciben una remuneración menor.
Sin embargo y como siempre, ha faltado sinceridad en los proponentes. Mucha generalidad, pocas cosas concretas. Y así ha sido desde 1990.
Dicen que se harán los esfuerzos para permitir que sea el sindicato el actor en la negociación, ¿pero cuales son las propuestas concretas para que se pueda generar organización sindical que juegue el papel de actor principal?
Desconocer que ni siquiera el 10% de los trabajadores chilenos está organizado, deja en evidencia la improvisación, el mero discurso. No decir nada respecto de las limitaciones que existen para que se construyan organizaciones sindicales, pone al descubierto la poca conexión entre los candidatos y la población.

Antes de nuevas propuestas para la negociación colectiva necesitamos que se pronuncien respecto de poner término a los convenios colectivos.
Que se hagan saber las sanciones que se aplicaran a la patronal cuando arma grupos de trabajadores para torpedear la naciente organización.
Hay que establecer normas claras para que no se siga poniendo trabas de horarios o días en los que se puede constituir un Sindicato.
Tiene que haber rapidez y claridad en las fiscalizaciones, para que no se siga castigando con el despido a aquellos que se resuelven a iniciar los trámites para constituir un sindicato.

La primera y gran medida que se debe implementar es establecer que nadie mas que los que negocian disfrutaran de los beneficios que se consigan en el contrato colectivo. A lo menos se debe hacer obligatorio el pago del 100% de la cuota sindical si es que se pretende seguir facultando a la patronal para extender beneficios, indicando claramente que quienes cobran ese 100% serán los sindicatos y los grupos de trabajadores que se unieron para negociar.

Sin estas medidas mínimas no hay cambios y eso debemos entenderlo principalmente los que promovemos la organización de los trabajadores.

A poco más de una semana de la elección presidencial poco o nada se ha dicho respecto de los problemas que día a día afectan a los trabajadores en este país, en los distintos foros y debates realizados.
Siendo millonaria la deuda previsional, producto de la facultad dada a los patrones para declarar y no pagar el descuento mensual que se hace de los dineros del trabajador, aún no tenemos una sola propuesta que apunte a terminar con dicha declaración y no pago.
Cierto es que se necesita un sistema previsional mas justo, ¿pero es válido gastar todas nuestras fuerzas en esa demanda y no tomar conciencia de que los miles que están recibiendo pensiones de hambre, las reciben entre otras cosas porque tienen enormes lagunas previsionales, debido a que les descontaron y no les ingresaron  a las AFP sus dineros?.
Como negar lo importante que sería la instalación de un sistema previsional tripartito en el que el Estado, los patrones y el trabajador participaran, sistema que permitiría la obtención de pensiones dignas.
¿Pero que hay de los que ya están pensionados?, ¿No es válido pensar que la exigencia de pensión mínima equivalente al ingreso mínimo y reajustada igual que éste, es una demanda que debemos mantener vigente?

Todo indica que pasaran las elecciones y volveremos al mismo show de siempre.
Luego de unos meses de instalado el nuevo gobierno volverán a convocarse paros y movilizaciones, volverá a hacerse notar el descontento, volverá a llamarse a la población a expresar su malestar y se cortaran calles y caminos.
¿Porque no haber aprovechado todo este tiempo para haber construido un pliego nacional con las demandas mas urgentes?.
¿Porque haber marchado nuevamente detrás de este o este otro candidato en vez de haber  puesto todo el esfuerzo en educar al pueblo y fomentar la construcción de organizaciones sindicales y sociales?.

Los trabajadores deben hacerse el tiempo y leer las diversas propuestas de los candidatos a la presidencial y al parlamento. Así verán que todo es pura paja, puras palabras de buena crianza, puros ¡usted me conoce yo no le fallo!, puros calmantes que ya si siquiera cumplen su objetivo.
Si usted cree que tal o cual candidato o candidata dará respuesta a sus aspiraciones, a las de sus compañeros de trabajo, a las de sus vecinos, vaya y vote por él o ella el domingo 17 de noviembre.
Tenga si una cosa clara. Mientras se siga manteniendo este modelo, en el que el capital es el centro de todo, no habrá cambios, no variaran nuestras condiciones, seguiremos recibiendo sueldos miserables y peleándonos entre nosotros.

Vote si cree que votar es la solución, pero créanos cuando le decimos que eso es insuficiente. Edúquese en sus derechos, construya organización, únase a otros como usted que la están pasando mal hace mucho tiempo y luche por lo que cree merecer.

Con mucho respeto lo decimos. No hay otro camino

MANUEL AHUMADA LILLO
Presidente C.G.T. CHILE

No hay comentarios:

Publicar un comentario