martes, 6 de agosto de 2013

PULSO SINDICAL Nº 201 DEL 20 AL 27 DE JULIO DE 2013

Nunca dejaremos de estar y recordar a los nuestros. Son ellos, los miles que nadie reconoce, los que construyen el edificio de la nueva sociedad con la que soñamos.
No hubo medios de comunicación ni declaraciones destacando el rol de Luis Vidal. Lucho era el conserje del edificio donde están nuestras oficinas, uno de esos cientos de hombres que sin medir tiempos siempre están dispuestos a ayudar, a apoyar las diversas inquietudes de quienes viven en un edificio.


Luchito fue un trabajador a carta cabal, un hombre que nos conoció desde cuando nacimos como CTGACH, que estuvo al pie del cañón cada vez que hacíamos una asamblea no importaba si era de día, noche e incluso de madrugada. Si necesitábamos algo ahí estaba Luchito, un gran colaborador al que siempre recordaremos.
Recuerdo muy bien como en tiempos de dictadura nos mantenía entreabierta la puerta del edificio, para que entráramos raudos luego de las refriegas y persecuciones policiales en el centro de Santiago.
Luis Vidal fuiste un gran amigo y compañero nuestro y desde este Pulso te  recordamos, como lo hacemos con cada uno de quienes pusieron el granito de arena para que la obra a construir quedara completa. Hasta siempre, compañero y amigo Luchito Vidal.

Y así como decimos hasta siempre a  uno, saludamos la firmeza de otra.
La decisión de luchar por la vida de Jovita Badilla debe y merece destacarse. Gran amiga y compañera, dirigente sindical desde hace muchos años, enfrenta una serie de enfermedades y sin embargo no le hace el quite a la lucha por la vida y lo hace con ñeque.
Tiene que reunir recursos y no se hace problemas en instalarse con una feria de las pulgas en la que pone a la venta los regalos y donaciones que recibe y el fin de semana recién pasado sus amigas y amigos, vecinos y familiares, todos los compañeros y compañeras que la queremos, estuvimos junto a ella en un bingo a beneficio que le permitirá sin duda allegar mas recursos para avanzar junto a su hija Patricia en este gran desafío que han asumido.

Luis y Jovita, Jovita y Luis, son dos obreros, dos trabajadores chilenos que las han visto negras, que no tuvieron grandes posibilidades en la vida para estudiar y desarrollarse y sin embargo no se achicaron ante nada.
El uno, vivía para el edificio y mas de una vez abusaron de él porque tenía un corazón de oro y nunca tuvo un NO por respuesta.
La otra, trabajadora incansable en su Sindicato, lotina de nacimiento se vino a Santiago y desde que ingreso a INTEGRA fue una fiel representante de los problemas de sus compañeras, capacidad que la llevó a ser dirigente hasta el día de hoy.

Estos y muchos otros, son ejemplos que no debemos olvidar jamás. El respeto por nuestros compañeros, el cariño por todos los oficios que ellos desempeñan, la palabra de aliento y la ayuda solidaria cuando es necesaria, es una obligación permanente.
Tenemos que querer a todos los nuestros, porque cada muestra de cariño y afecto será retribuida tarde o temprano con participación activa, no importa si es en el Sindicato, en el club deportivo, en la organización social.
La fraternidad entre los que menos tienen se ha ido perdiendo, producto del individualismo y el consumismo y nosotros, los que hacemos sindicalismo, tenemos que atacar y destruir a esos enemigos que alejan a los trabajadores de sus organizaciones.


Cuando los 33 socios del Sindicato Tavelli comenzaron su proceso de negociación, hicieron una jugada maestra. 
Llamaron abiertamente a todos los que miraban de soslayo el trabajo del Sindicato y les invitaron a ser parte del proceso. Les dijeron, recordando las enseñanzas que les entrega a sus dirigentes la CGT, que si se unían lograrían conseguir de una buena vez la gratificación garantizada, una demanda histórica de este sindicato.
La empresa con tramposas tácticas, solo entregaba algo de gratificación a los nuevos contratados pero la gran mayoría no tenía ese beneficio.
Se presentó el proyecto  y la empresa no hizo más que responderlo y se negó a conversar. Los 117 trabajadores sindicalizados no se arredraron, esperaron a pie firme, si no había conversaciones se votaba la huelga y se hacía efectiva si las conversaciones que se realizarían no daban un buen resultado.
Y la empresa respondió, respondió con un llamado a negociar y salir de la mesa con un acuerdo. Y los trabajadores lograron su más preciada, demanda, la gratificación garantizada. Hay más beneficios obtenidos pero he querido destacar este, así como la decisión de esperar sin comenzar a “achicar” el proyecto, de esperar hasta que la empresa se sentara y diera su brazo a torcer.

Buen momento para destacar la huelga y el termino de la misma que llevaron adelante los 21 socios del Sindicato VERSACHEM. El cero fue la respuesta de la empresa en todo el proceso y los trabajadores no dudaron en hacer efectiva la huelga.
Vuelven con un aumento de $ 22.000 en sus sueldos base, locomoción de $ 1.600 por día y un bono de productividad de $ 95.000, entre otras garantías.
Salud, trabajadoras y trabajadores de VERSACHEM, han dado una muestra clara de valentía y ella será abono provechoso, a todas las demás negociaciones que están en desarrollo, como por ejemplo a los 645 trabajadores de ABC DIN      que el día 30 de Julio votaran la huelga ante la insatisfacción que les ha generado la última oferta empresarial.

Al cierre, saludar a los profesionales de la cárcel de Santiago Uno afiliados al SITES, quienes finalmente consiguieron parte de los beneficios a los que aspiraban, una huelga larga, que tuvo solidaridad pero no toda la que se hace necesaria en un momento como este. Aún tenemos defectos que corregir, pero vamos por el buen camino

Compañeros trabajadores, Se nos viene una fecha importante.
Se cumplirán 40 años desde el golpe militar y hoy más que nunca debemos tener presente que con ese golpe, fuera del costo en vidas y la destrucción de millares de hogares que implicó, se hizo trizas un Código del Trabajo que pocos se atreven a recordar. Muchos parecen estar mas tranquilos, creyendo que la dictadura es nuestra prehistoria y que desde ahí hemos avanzado. Esa es una mentira del porte de una casa y nunca dejaremos de denunciarla y ponerla a la vista de los trabajadores.

Por eso es que sacaremos una segunda edición del libro “ALGUNOS ANTENCEDENTES HISTORICOS Y ELEMENTOS BASICOS PARA EL TRABAJO SINDICAL”.  No solo porque se trata de una fecha especial sino y por sobretodo, porque agotamos la primera edición, razón por la que aprovechamos de saludar a los cientos de personas que pasan por nuestra casa sindical, buscando material
para educarse en sus derechos. Nos veremos en la presentación de nuestro libro el próximo 4 de septiembre.


MANUEL AHUMADA LILLO
Presidente C.G.T. CHILE 

No hay comentarios:

Publicar un comentario