martes, 14 de enero de 2014

PULSO SINDICAL Nº 219 DEL 07 AL 17 DE DICIEMBRE DE 2013

Siendo las 18,50 del 16 de diciembre y desde hace mas de 24 horas, los medios de comunicación se han distribuido para dar cobertura a 2 hechos absolutamente diferentes uno de otro, pero con un factor común. Hacer creer que lo que ellos difunden es de preocupación vital de la ciudadanía, relegando todo lo demás a lugares secundarios.
Por un lado el morbo se instala a la salida de una cárcel para reportear la puesta en libertad de un enfermo mental y sexual y por el otro el tratamiento farandulero a la recién culminada elección presidencial, un proceso absolutamente deslavado y poco novedoso, que terminó con la elección de quien desde siempre se supo sería la próxima presidente de Chile.
Mientras en el país de todos los días, algunos trabajadores marítimo portuarios recorren el centro de la ciudad capital pidiendo monedas para mal alimentarse y miles de ciudadanos siguen viajando hacinados en el Metro, desmayándose en carros atestados y soportando altas temperaturas, entre otras mucha inequidades que lejos están de solucionar las actuales y las nuevas autoridades políticas..



Las huelgas y las movilizaciones no existen para los medios y  menos aún el maltrato del que son victimas quienes se rebelan. Así lo hemos podido constatar con la movilización que llevan adelante hace una semana los 250 afiliados a los sindicatos Nº 1 y Nº 2 del Hotel Sheraton.
Ellos son permanentemente hostigados e incluso reprimidos por los “valientes” funcionarios de carabineros que, como siempre que son solicitados, corren presurosos en auxilio de los patrones, golpean con total impunidad a hombres y mujeres, impiden cualquier demostración de descontento para cuidar el descanso de los selectos huéspedes, e insisten en hacer creer que son ellos los que dictan pautas sobre como se deben realizar las huelgas. El premio que reciben los policías es disfrutar de alimentación en las instalaciones del hotel y pese a que se ha denunciado tan anómala situación, no hay aún un pronunciamiento claro de las autoridades.

Téngase en cuenta que la huelga busca mantener los mismos beneficios del contrato colectivo que expira, cuestión a la que tenazmente se opone la empresa, habiendo sido hasta ahora ineficaces las acciones de mediación y lentas las reacciones cuando se ha solicitado buenos oficios para frenar la represión policial.
Probablemente los trabajadores terminen cediendo algunos puntos de su contrato colectivo de trabajo a cambio de un bono de termino, quedando claro que las empresas si tienen plata para pagar a sus trabajadores, pero al disponer de una legislación hecha a su medida, gastan mucho en lo inmediato evitando comprometer sus ganancias aseguradas en aumentos reales de los sueldos y beneficios importantes.

Queremos decirlo desde ya y profundizaremos en esto. Las reformas laborales a las que se ha comprometido la Nueva Mayoría no tendrán gran efecto, si al mismo tiempo no se establecen sanciones drásticas a los patrones cuando mañosamente burlan la ley. 
Seamos claros. La legislación actual establece claramente que no se puede contratar reemplazantes en la huelga si no se cumplen condiciones mínimas.
La deficiente o nula fiscalización, la irrisoria sanción al patrón infractor de parte del organismo fiscalizador, cuando la hay, es lo que posibilita que se contrate reemplazantes a partir del primer día de huelga aunque no se cumplan las condiciones básicas. Eso continuará igual si no se hace la reforma correcta.

Si a esto sumamos la razzia patronal posterior a una negociación colectiva, disfrazada generalmente con la aplicación del articulo 161 “necesidades de la empresa”, destinada a castigar a quienes estuvieron a la cabeza de la movilización cuando no son dirigentes, podremos concluir que o se hacen reformas en serio o todo seguirá igual para quienes se atreven a desafiar al poder.

Terminó el proceso electoral y como era esperable fue electa como presidenta para el periodo 2014 – 2018 la señora Michelle Bachelet.
Hecho el ejercicio de votar se han levantado las más variadas interpretaciones del mismo proceso, siendo por cierto lo más recurrido, la abstención que superó el 50% del total de habilitados para sufragar.
Los mas optimistas, ¿o podemos decir oportunistas?, han buscado apropiarse de ese “no voto” diciendo que dicha acción obedece a un pueblo organizado que ha escuchado su llamado, pueblo que está harto de que sigan haciendo política los mismos de siempre y que lo único que quiere es rebelarse y barrer con todo .
Aunque resulta atractivo imaginarlo, nada más lejos de la realidad.
Como lo mostraron los medios el mismo día de las elecciones, muchos compatriotas prefirieron hacer honor a la fiesta consumista de Navidad en vez de sufragar y de esos miles, son muy pocos los que no votaron por sostener una posición clara y concreta de rechazo al sistema.
Conclusión, los abstencionistas en caso alguno son millones de revolucionarios prestos a dar el salto y barrer con el capitalismo y sus servidores y consecuencias. Sin embargo dentro de ese número hay mucha gente valiosa que está necesitando de señales claras para integrarse a un proceso de construcción de propuestas. 

Sigue vigente lo planteado a través de este Pulso, en cuanto a que el principal objetivo a considerar es la educación de nuestro pueblo y eso incluye a los que han votado y a los que no votaron. Educarlos en sus derechos, en la construcción de instrumentos de organización y control, en la lucha por lo que de justicia les pertenece y a lo que parecen haber renunciado por considerarlo inviable. O sea, reencantar con el discurso del cambio social, de la construcción de un modelo más justo y digno.
Estamos obligados a pensar en construir algo nuevo, que permanezca en el tiempo, que se vaya nutriendo con el aporte de todos, porque todos somos importantes.
De lo contrario no habrá cambios y seguiremos lamentándonos en el patio trasero, mientras los tránsfugas y demagogos sigues escribiendo con la mano y borrando con el codo. Para muestra un botón.
El diputado del PC Lautaro Carmona ha dicho en La Segunda del 17 de Diciembre que “el congreso debe abrir sus puertas para recoger la opinión del mundo social, sobre los distintos proyectos que se van a discutir en el próximo período, particularmente en los temas constitucional, laboral o tributario”.
¿Es que el diputado Carmona escuchará ahora a los trabajadores del turismo que se oponen al proyecto de Piñera y Longueira de flexibilizar la jornada laboral de mas de 400.000 trabajadores?. No olvidemos que él, Tellier y Gutierrez, junto a todos los que son Nueva Mayoría y la derecha aprobaron ya este proyecto en la Cámara.

Es esta zigzagueante forma de hacer política lo que hay que cambiar y eso, querámoslo o no solo se logra activos y movilizados.
O les dejamos el espacio a los que poco o nada harán o salimos a construir organización social y popular, independiente y autónoma.

Al cierre invitarles a visitar la exposición en homenaje a Santa María de Iquique que como es tradicional estará hasta el 21 de diciembre en el frontis del Banco de Chile en el  Paseo Ahumada, entre las 12.00 y las 20.00 horas.
Queremos lamentar profundamente que la alcaldesa Carolina Toha, con quien nos reunimos anticipadamente para solicitarle un apoyo a esta iniciativa, no se haya pronunciado y en los hechos nos negara el permiso.
Verla en la televisión exponiendo sobre como lograr motivar la participación de los ciudadanos, contrasta profundamente con su accionar y el de sus colaboradores, a quienes los hechos dramáticos ocurridos en la pampa salitrera en 1907, parecieran no importarles.
Ahí estamos, en un espacio pequeño, casi hacinados, hostigados por carabineros y guardias pero firmemente convencidos de que el ejemplo de lucha de los obreros salitreros guía nuestro accionar presente y futuro.



MANUEL AHUMADA LILLO
Presidente C.G.T. CHILE 

No hay comentarios:

Publicar un comentario