domingo, 17 de marzo de 2013


PULSO SINDICAL Nº 184 DEL 04 AL 10 DE MARZO DE 2013

Ha muerto, luego de una larga lucha contra el cáncer, el presidente de Venezuela, Hugo Chavez Frias. Ha dejado de existir un representante popular, triunfador en cada una de las contiendas electorales en las que participó. Un hombre querido por su pueblo, que asumió sin vacilaciones una lucha de largo aliento contra el capitalismo y la burguesía, para reintegrar las riquezas naturales al país e invertir los ingresos de esas riquezas en su pueblo. Los avances en infraestructura, salud, vivienda, y tantos otros dan cuenta del cumplimiento pleno del compromiso.

Hugo Chavez lo dijo sin ambigüedad. Apostó por la integración regional, la unidad de los pueblos, para desde allí construir una patria grande, la patria socialmente nueva en donde los mas desposeídos encuentren la liberación a la que siempre han aspirado.
Hugo Chavez ha sido injustamente descalificado en vida y lo seguirá siendo después de su paso a la inmortalidad, pero su bandera debe ser asumida por otros, pues es justa.
Fue honesto, claro, duro para expresar sus criticas y rechazos, un patriota y militar digno, un revolucionario. Por lo mismo es que recibió el cariño y afecto de todos los que, mas allá de los caminos recorridos y las acciones realizadas, tienen en el pueblo a su principal preocupación.
Aquellos que descalificaron su obra y su gestión, que recibieron ayuda interna y externa para demonizarlo, han de perder todos sus dientes en su tarea vana de morder ese metal del que estaba construido Chávez, metal pueblo, metal patria. Nuestro sentimiento de pesar a la familia, al pueblo venezolano y su gobierno.
Honor y Gloria al compañero Hugo Chavez Frias, presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Decimos, como el pueblo venezolano que expresa su dolor y compromiso en estas horas dolorosas: CHAVEZ VIVE, LA LUCHA SIGUE.

Y la lucha sigue.
En cada instancia, en cada espacio, sin pausas, pese a las claras muestras de insuficiencia, producto principalmente del bajo nivel de organización y unidad. Por eso hay que saludar acciones como la protesta social convocada por diversas organizaciones sindicales, sociales y políticas para este 11 de marzo, la primera manifestación estudiantil realizada en varias ciudades del país y la jornada de movilización nacional por la defensa y recuperación del agua convocada para el 22 de abril.
Por último, el encuentro nacional de Asambleas Populares que se anuncia en Freirina entre el 6 y 7 de abril . Aprovechamos de agradecer públicamente la invitación que se nos ha hecho a cubrir este importante encuentro con nuestra radio en Internet, que aumenta día a día su número de auditores.
Mientras algunos apuestan todas sus fichas a instalar rostros para la próxima jornada de circo electoral, otros hacen grandes esfuerzos por seguir profundizando la organización y la lucha. Nosotros somos parte de esto último, aunque no integremos referentes. Insistimos en apostar principalmente a la educación, pues si logramos instalar una base sólida en la conciencia de los trabajadores los resultados serán auspiciosos.

En esto de destacar iniciativas no podemos pasar por alto la actividad realizada por el MPL el 9 de marzo. No solo mantienen en alto la demanda de justicia y verdad en la muerte de Juan Pablo Jiménez, sino que también declaran como uno de sus objetivos la recolección de recursos económicos para ir en ayuda de la familia del compañero Jiménez.
Ojala tengamos pronto la cuenta RUT de la compañera de Juan Pablo y podamos ir todos en apoyo de ella y sus hijos.

La ley laboral está hecha para satisfacer las demandas del patrón y en el caso de la negociación colectiva esta afirmación se aplica casi sin excepción.
La patronal puede dilatar hasta el hartazgo la entrega de antecedentes económicos por ejemplo y no es sancionada. En el último tiempo algunas Inspecciones del Trabajo han llegado a “ABSTENERSE “ de emitir pronunciamiento cuando los trabajadores reclaman sobre esta omisión patronal.
Las cosas no terminan ahí. Como bien saben existe una instancia llamada “buenos oficios”, que en los hechos implica poner frente a frente a las partes confrontadas en la negociación e invitarlas a dialogar para buscar soluciones, todo esto  facilitado por un “mediador”. En dos o tres reuniones se intenta conseguir que el empleador mejore en algo las migajas que ha ofrecido durante la negociación, pero esto a costa de intentar convencer a los trabajadores de renunciar a sus justas peticiones.
Lo que afirmo no es antojadizo, he sido testigo de la ridiculización de un proyecto laboral, expresiones como “es una locura pedir ese reajuste inicial” o calificar los aumentos pedidos como “imposibles” son parte del comienzo del proceso de ablandamiento que utiliza una funcionaria en las oficinas de General Mackenna y me han indicado que algo similar ocurre en otras dependencias habilitadas para este fin.

Yo no he aceptado este proceder, por muy indicado que pueda estar por los superiores de la funcionaria en cuestión. Y he levantado la voz cuando me la han levantado. No se puede permitir que se descalifique la petición de un % de aumento del sueldo base, o querer obtener o mejorar asignaciones de locomoción o colación. He exigido en tono enérgico, respeto a las peticiones de los trabajadores. Y he hablado de explotación y abuso, aunque para la funcionaria esas son expresiones políticas que no tienen nada que ver con la negociación.
El resultado es que se me ha amenazado con impedirme participar de futuros procesos de “buenos oficios” si es que no mantengo silencio.
Lo digo abiertamente. No creo en estas instancias y por una razón muy sencilla. No hay posibilidad de dialogo entre partes cuando una de ellas (la patronal para ser claros) tiene todas las de ganar. Aún así acompaño a los dirigentes que aún creen que la autoridad  tendrá una mirada objetiva y le dirán las cosas por su nombre a los patrones cuando estos ridiculizan o ningunean las peticiones laborales. Lo mas difícil el levantar a los dirigentes después de las decepciones pero hay que seguir trabajando.

Con todo, seguiremos cazados por el sistema mientras no hagamos una gran discusión y saquemos las conclusiones necesarias para confrontar al sistema y al capital. No podemos seguir construyendo proyectos colectivos sobre la base del “tejo pasado”, esperanzados en obtener un jugoso bono de termino y algún préstamo blando, recursos que solo sirven para salir de las deudas pendientes antes de comenzar a asumir nuevas deudas.
La base de este proceso llamado de negociación (que por ahora no es tal y más parece imposición) debe cambiar. Hay que engrandecer el sindicato, diseminando su ideario entre todos los trabajadores, prepararse convenientemente, desde la construcción del proyecto hasta la preparación de la huelga si este es el camino final al que debemos recurrir. Los fondos de resistencia deben ser una obligación, los recursos del Sindicato no se pueden invertir en canastas de mercaderías, estos deben servir para  financiar nuestras luchas. Las canastas deben otorgarlas los patrones que para eso se quedan con casi todas las ganancias que los trabajadores les generan.
                                                                                      MANUEL AHUMADA LILLO
Presidente C.G.T. CHILE 

No hay comentarios:

Publicar un comentario